LOS ENVIO DE DOS EN DOS

RStories - descarga de materiales, sermones, etc

 Texto: “Después Jesús llamó a los doce y empezó a enviarlos de dos en dos…”  (Marcos 6.7-9)

 

INTRODUCCION

                ¿Cuál fue el énfasis de Jesús durantes sus tres años y medio de ministerio? ¿Por qué Jesús se rodeo de algunos discípulos durante sus años de ministerio? En esta ocasión queremos compartir lo que Jesús enseñó, cómo lo enseñó y por qué lo enseñó.

 

 

EL PLAN BIBLICO DE DIOS PARA SUS AMADOS DISCIPULOS

                Los invito a abrir la Palabra de Dios en dos textos, el primero se ubica en Lucas 6:12 al 13 y el segundo está en Marcos 3.13 y 15.  Estos dicen así: “En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles” “Después subió al monte, y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predica, y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios”

                En estos textos encontramos algunos principios claves en el liderazgo misionero de la iglesia. Veamos cuales son:

  1. Fue al monte: Esto nos muestra que nuestro Señor Jesucristo necesitaba instancias de soledad para comunicarse con su Padre, sin que nada ni nadie perturbara estos momentos sagrados.
  2. Pasó la noche orando a Dios: Esta no fue la única vez sino que fue parte de su ministerio.
  3. Llamó a sus discípulos: Este no era todo el grupo, había un grupo algo mayor de seguidores de entre los cuales fueron elegidos los doce. Ninguno de los doce fue elegido debido a su perfección, ya fuera de carácter o de capacidad.  Cristo eligió a hombres que estaban dispuestos a aprender y que podían hacerlo, cuyos caracteres podrían ser transformados. Cuando fueron llamados, todos tenían serios defectos. Pero, por la gracia de Cristo, esos defectos fueron eliminados (excepto en el caso de judas), y en su lugar Jesús plantó las preciosas semillas del carácter divino que germinaron, crecieron hasta madurar y más tarde produjeron el fruto de un carácter semejante al de Cristo (Gál. 5: 22-23).  Cristo toma a los hombres donde están, y si están dispuestos y son sumisos, los transforma de acuerde con la voluntad de él. Coloca a hombres y a mujeres en posiciones de responsabilidad, no porque los considere plenamente preparados para lo que de ellos demandan esas posiciones, sino porque, al leer sus corazones, discierne habilidades latentes que, bajo la dirección divina, pueden ser fomentadas y desarrolladas para la gloria de Dios y para el adelantamiento de su reino.
  4. Escogió a doce de ellos: La elección no se basó tanto en el deseo de ellos como en el de él.  Posteriormente, recordó a los doce: "No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros" (Juan 15:16).
  5. También los llamó apóstoles: Apóstol significa “enviado”. Ellos iban a ser enviados para cumplir una misión. Un objetivo. Uno que es enviado es porque debe tener un propósito

                El Señor llamó a doce. Estos fueron llamados no por lo que eran, sino por lo que podían ser si se colocaban en las manos del Señor.

En Marcos 3.16 al 19, se nos mencionan a estos discípulos “…Simón, a quien llamó Pedro. Santiago y su hermano Juan, hijos de Zebedeo, y los apellidó Boanerges, que es hijos del trueno. Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el cananita, y Judas Iscariote, el que lo entregó

                ¿Por qué y para qué Dios los llamó? La misma Biblia nos aclara esta pregunta. Esto es:

  1. Para que estuviesen con él
  2. Para enviarlos a predicar
  3. Para sanar enfermedades
  4. Para echar fuera demonios.

Ningún poder iban a tener los discípulos, ni para predicar, ni para sanar enfermedades, ni para echar fuera demonios, si primero no aprendían a estar con él. A estar con él y a vivir como él quería que vivieran la vida cristiana.

Otro aspecto que aprendemos del relato de evangelista San Marcos es que el Señor Jesús cuando escogió a los doce y estuvieron con él, él los envió a predicar en Evangelio de dos en dos.

                Estas fueron las primeras duplas que el Señor formó. Estas quedaron así.

  1. La primera dupla misionera fue la de Pedro y Andrés
  2. La segunda dupla misionera fue la de Santiago y Juan
  3. La tercera dupla misionera fue la de Felipe y Bartolomé
  4. La cuarta dupla misionera fue la de Tomás y Mateo
  5. La quinta dupla misionera fue la de Santiago y Tadeo (Simón)
  6. Y la sexta dupla fue la de Simón y Judas

 

Estas duplas misioneras, según el libro de Hechos 1.3, se nos dice que fueron reorganizadas: “Y cuando entraron, subieron al aposento alto, donde se alojaban Pedro y Juan, Santiago y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Santiago hijo de Alfeo, Simón Zelote y Judas hermano de Santiago.” Por lo tanto, quedaron en:

  1. La dupla constituida por Pedro y Juan
  2. La dupla constituida por Santiago y Andrés
  3. La dupla constituida por Felipe y Tomás
  4. La dupla constituida por Bartolomé y Mateo
  5. La dupla constituida por Simón y Tadeo
  6. La dupla constituida por Santiago y (ya que Judas se mató, podemos concluir que posiblemente que este lugar lo pudo haber ocupado Matías)

En la Biblia aparece un segundo grupo que Jesús escogió. A este, aplicó el mismo principio de trabajo misionero. Veamos lo que dice Lucas 10.1, dice: “Después de esto, el Señor designó a otros setenta, que envió de dos en dos delante de sí, a toda ciudad y lugar a donde él había de ir.”

                ¿Qué planes tenía Dios para estas duplas misioneras? ¿Por qué los unió de dos en dos? Quisiéramos que él nos ayude, a través de su Palabra, a dar respuesta a estas preguntas

 

DUPLAS EXITOSAS EN LA BIBLIA

                Los planes y los  métodos de Dios no pueden fracasar. Por ello él los dejó.

                Cuando los discípulos se encontraron con la gran responsabilidad de llevar adelante a la iglesia naciente, no dudaron en usar las metodologías de trabajo que su Maestro les había enseñado. ¿Cuál era esta? ¡Trabajar de dos en dos! ¿Cuáles fueron algunas de estas duplas? Veamos algunas de ellas.

1)       Una de estas duplas fue la de Pedro y Juan

  1. “Y cuando entraron, subieron al aposento alto, donde se alojaban Pedro y Juan (Hechos 1.13)
  2. “Un día Pedro y Juan subieron al templo a la oración de la hora novena” (Hechos 3.1)
  3. “Mientras Pedro y Juan hablaban al pueblo,…” (Hechos 4.1)
  4. “Los apóstoles que estaban en Jerusalén, oyeron que Samaria había recibido la Palabra de Dios, y les enviaron a Pedro y a Juan (Hechos 8.14)

2)       Otra de estas duplas fue la de Saulo y Bernabé

  1. “Uno de ellos, llamado Agabo, movido por el Espíritu Santo, se levantó y dio a entender que vendría una gran hambre en toda la tierra,…los discípulos,…determinaron enviar socorro a los hermanos de Judea…, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo (Hechos 11.28-30)
  2. “Y Bernabé y Saulo, cumplieron su ministerio y volvieron a Jerusalén, llevando consigo a Juan Marcos” (Hechos 12.25)
  3. Un día, mientras estaban celebrando el culto al Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: "Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la cual los he llamado”. (Hechos 13.2

                Los discípulos aprendieron a seguir el principio de trabajo de Dios. Este sentido de aprender y de poner en práctica les permitió grandes éxitos para sus ministerios de la predicación de la Palabra. Veamos algunos de estos:

  1. En el libro de Hechos 2.41, se nos dice: “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas”
  2. En Hechos 4:4, dice: “Pero muchos de los que habían oído la palabra, creyeron. Su número llegó a unos cinco mil hombres”
  3. C.      En Hechos 18.9 dice: “Crispo, el principal de la sinagoga, creyó al Señor con toda su casa.  Y muchos de los corintios creían y eran bautizados”
  4. En Hechos 16.33 diceel carcelero les lavó las heridas de los azotes.  Y en seguida fue bautizado él y todos los suyos”

 

¿POR QUÉ DIOS PIDE QUE SE TRABAJE DE DOS EN DOS?

Haciendo alusión al trabajo y el propósito de las duplas misioneras, Elena de White, escribió lo siguiente: “Nuestros hermanos deben ir siempre de dos en dos, y entonces doble cantidad de personas puede alistarse para ocuparse en la obra de visitar y buscar a las familias interesadas, haciendo esfuerzos personales” (Carta 34, 1886).

                   El énfasis en este texto es que nuestros hermanos deben realizar la tarea de dos en dos.

                   Elena de White, escribe: “Es necesario que dos personas trabajen juntas; pues la una puede animar a la otra y juntas pueden aconsejarse, orar y escudriñar la Biblia.  Así pueden obtener una luz más amplia sobre la verdad; pues uno verá una fase, y la otra fase de la verdad.  Si yerran, pueden corregirse mutuamente sus discursos y su actitud, de manera que la verdad no sea subestimada a causa de los defectos de sus defensores.  Si los obreros son enviados solos, no habrá nadie que observe y corrija sus errores; pero cuando dos van juntos, puede realizarse una obra educadora y cada obrero puede llegar a ser lo que debe ser: un ganador de almas de éxito” Review and Herald, 4 de julio, 1893

                   Dios a través de Elena de White, quiere destacar que dentro de los beneficios de poder trabajar de dos en dos tiene que ver con lo siguiente:

  1. El trabajar de dos en dos sirve para Animarse
  2. El trabajar de dos en dos sirve para Aconsejarse
  3. El trabajar de dos en dos sirve para Escudriñar las Escrituras
  4. El trabajar de dos en dos sirve para obtener más luz de la verdad
  5. El trabajar de dos en dos sirve para corregirse errores
  6. Y como dice en su parte final de este texto: “un ganador de almas de éxito”

Elena de White, sigue diciendo: “Llamando a los doce en derredor de sí. Jesús les ordenó que fueran de dos en dos por los pueblos y aldeas.  Ninguno fue enviado solo, sino que el hermano iba asociado con el hermano, el amigo con el amigo. Así podían ayudarse y animarse mutuamente, consultando y orando juntos, supliendo cada uno la debilidad del otro.  De la misma manera envió más tarde a setenta.  Era el propósito del Salvador que los mensajeros del Evangelio fuesen asociados de esta manera.  En nuestro propio tiempo, la obra de evangelización tendría mucho más éxito si se siguiese fielmente este ejemplo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 303.  Año 1898)

Según Elena de White, podemos agregar a lo ya antes mencionado:

  1. El trabajar de dos en dos sirve para Ayudarse
  2. El trabajar de dos en dos sirve para Consultarse
  3. El trabajar de dos en dos sirve para Suplirse cada uno la debilidad del otro

Elena de White, indica: “Cuando Jesús envió a sus discípulos a trabajar. . . ellos no sentían lo que algunos sienten ahora, que prefieren trabajar solos antes que estar acompañados por alguien que no trabaje exactamente como ellos lo hacen.  Nuestro Salvador comprendía que unos debían asociarse a otros.  El no relacionó con el amado y suave Juan a otra persona del mismo temperamento; sino que relacionó con él al ardiente e impulsivo Pedro.  Estos dos hombres  no eran iguales ni en disposición ni en método de trabajo.  Pedro era rápido y celoso en la acción.  Era arrojado y no entraba en transigencias, y a menudo hería; Juan era siempre tranquilo, considerado con los sentimientos de los demás, y venía detrás para consolidar y animar.  Así, los defectos de uno eran parcialmente cubiertos por las virtudes del otro.” (Evangelismo)

 

CONCLUSION

                Dios cuando presenta un plan a su iglesia no se equivoca. Si el comenzó su obra en la era apostólica con doce hombre, y luego con setenta, y los envió de dos en dos, hoy no podemos estar ajeno a este plan divino.

                Elena de White habló de los beneficios de este plan para el avance de la iglesia en estos tiempos ¿Por qué no seguirlo?  

                La hermana White dijo: “Este fue el medio por el que la iglesia cristiana fue establecida.  Cristo primero eligió a unas pocas personas y las invitó a seguirlo.  Entonces ellas fueron en busca de sus parientes y conocidos y los trajeron a Cristo.  Este es el método con el que debemos trabajar.  Unas pocas almas ganadas y plenamente establecidas en la verdad, como los primeros discípulos, trabajarán para otros (Review and Herald, 8-12-1885) (El subrayado es nuestro)

 

LLAMADO

                ¡Si este fue el medio dejado por Dios para hoy! ¿Quieres orar a Dios para que él te indique con quién debes trabajar en la testificación? Ya que éste no es un trabajo para personas solitarias.

 

 

 

PR JOSÉ LUIS OJEDA CERECEDA

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Usar puntuación: / 44
MaloBueno 

Facebook

Síguenos en

Amigos de esperanza MCCH