ARREGLÓ EL ALTAR DE JEHOVÁ

RStories - descarga de materiales, sermones, etc

 TEXTO: “Entonces dijo Elías a todo el pueblo: Acercaos a mí. Y todo el pueblo se le acercó; y él arregló el altar de Jehová que estaba arruinado(1 Reyes 18:30)

 

INTRODUCCION

Ilustración, (El relato lleva como título ¿Dios nos habla todavía?) “Un joven había estado en el estudio bíblico el miércoles de noche en su iglesia. El pastor había hablado de escuchar y obedecer la voz del Señor. El joven no pudo evitar pensar, ¿Dios habla con la gente hoy? Después del servicio, salió con unos amigos a tomar un café y comentaron el mensaje. Varios contaron cómo Dios los había guiado en diversas oportunidades. Ya eran las 10 de la noche cuando el joven emprendió el regreso hacia su casa.

 

Sentado en el auto comenzó a orar: Dios, si todavía hablas con la gente... por favor háblame a mí, yo te voy a escuchar, voy a hacer todo lo que pueda por obedecerte. Mientras manejaba por la calle principal de su ciudad, tuvo un pensamiento extraño: parar y comprar un litro de leche. Sacudió la cabeza y dijo en voz alta ¿Dios, eres tú? Como no obtuvo respuesta, siguió camino hacia su casa. Pero, nuevamente el pensamiento: compra un litro de leche.

El joven recordó como el pequeño Samuel no reconocía la voz del Señor y acudía a pedirle ayuda a Elí. Está bien, Dios, en caso de que seas tú voy a comprar la leche. No parecía una prueba muy difícil de obediencia. La leche siempre es útil. Se detuvo, compró el litro de leche y siguió camino hacia su casa. Cuando estaba por pasar la calle 7, sintió de nuevo el impulso, dobla en esta esquina. Esto es una locura, pensó y pasó de largo la intersección. De nuevo, tuvo la sensación de que debía haber doblado en la calle 7. Así que en la siguiente intersección dobló y volvió hacia la calle 7. Medio en broma dijo en voz alta, OK Dios, así lo haré.

Anduvo por varias cuadras, cuando de repente sintió que tenía que parar. Estacionó y miró a su alrededor. Estaba en una zona semi-comercial de la ciudad. No era de las mejores, pero tampoco era lo peor. Los negocios estaban cerrados y la mayoría de las casas estaban oscuras, como si sus habitantes ya se hubieran ido a dormir. Otra vez sintió algo, anda y dale la leche a la gente de la casa de enfrente. El joven miró la casa. Estaba oscura y daba la impresión de que la gente se había ido o estaba durmiendo. Empezó a abrir la puerta y se volvió a sentar en el auto. Dios, esto es una locura. Esa gente debe de estar durmiendo y si los despierto se van a enojar y yo voy a quedar como un estúpido. Nuevamente sintió que debía ir y darles la leche. Finalmente, abrió la puerta del auto y dijo: Está bien, Dios, si eres tú, voy a ir y les voy a dar la leche. Si quieres que quede como un loco, está bien. Quiero ser obediente. Supongo que eso servirá de algo pero si no me contestan rápido, me voy. Cruzó la calle y tocó el timbre.

Se escuchaban ruidos que venían desde adentro. Un hombre gritó: ¿Quién es? ¿Qué quiere? Y la puerta se abrió antes de que el joven pudiera salir disparado. El hombre que abrió tenía jeans y una polera. Parecía que recién se había levantado de la cama. Tenía una mirada extraña y no parecía muy contento de ver a un extraño parado en la puerta de su casa. ¿Qué quiere? le preguntó El joven sacó la botella de leche y dijo, Aquí tiene, esto es para usted. El hombre tomó la leche y corrió por el pasillo hacia adentro hablando. Luego vio pasar a una mujer llevando la leche a la cocina. El hombre la seguía cargando un bebé en bazos. El bebé lloraba. El hombre tenía los ojos llenos de lágrimas y le dijo casi llorando: Estábamos orando. Tuvimos que pagar muchas cuentas este mes y nos quedamos sin dinero. No teníamos leche para nuestro bebé. Le estábamos pidiendo a Dios que nos muestre como conseguir leche. La esposa desde la cocina gritó: Le pedimos que mandara a un ángel con un poco de leche. ¿Es usted un ángel?

El joven buscó su billetera, sacó toda la plata que tenía y la puso en la mano del hombre. Dio media vuelta y volvió a su auto. Las lágrimas corrían por su rostro. Se dio cuenta de que Dios todavía contesta nuestras oraciones. ¡Esto es simplemente una prueba!

 

 

EL ALTAR EN LA BIBLIA

                En las sagradas escrituras se dan evidencias de la importancia de levantar el altar a Dios. Algunos de estos casos son:

  1. A.       Abram: “Y el Eterno se le apareció a Abraham y le dijo: A tus descendientes daré esta tierra". Y Abram edificó allí un altar al Señor que se le había aparecido. Después pasó de allí a un monte al oriente de Betel, y asentó su tienda, teniendo a Betel al occidente y Hai al oriente. Y edificó allí otro altar al Eterno e invocó el nombre del Señor” Génesis 12:7-8. “Abram, pues, removió su tienda, y fue a vivir en el encinar de Mamre, que está en Hebrón. Y edificó allí otro altar al Eterno” Génesis 13.18. “Cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, Abrahán edificó un altar, y dispuso la leña. Ató a su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña” (Génesis 22.9) 
  2. B.       Isaac: “Entonces Isaac edificó un altar allí, e invocó el nombre del Eterno. Y allí tendió su tienda. Y los siervos de Isaac abrieron un pozo allí” (Génesis 26.25)
  3. C.      Jacob: “Y erigió allí un altar, y lo llamó: El Dios de Israel” (Génesis 33.20) “Y edificó un altar allí, y llamó al lugar El Betel (Dios de Betel), porque allí se le había aparecido cuando huía de su hermano” (Génesis 35.7)
  4. D.      Moisés: “Y Moisés edificó un altar, y lo llamó: El Eterno es mi bandera” (Éxodo 17.15) “Y Moisés escribió todas las palabras del Eterno. Se levantó de mañana y edificó un altar al pie del monte, y doce columnas, según las doce tribus de Israel” (Éxodo 24.4)

 

 

ELIAS ARREGLÓ EL ALTAR DE JEHOVÁ QUE ESTABA ARRUINADO

Las doce piedras tomadas del Jordán por Josué

En Josué 4:8-9 se nos dice: “Y los israelitas hicieron como Josué les mandó.  Levantaron doce piedras de en medio del Jordán, como el Eterno había dicho a Josué, según las tribus de Israel.  Las llevaron adonde iban a pasar la noche, y las asentaron allí (8) Josué levantó también otras doce piedras en medio del Jordán donde estuvieron los pies de los sacerdotes que llevaron el Arca del Pacto.  Y allí están hasta hoy (9)”

                Josué 4.20-22 “Y Josué levantó en Gilgal las doce piedras que habían traído del Jordán (20) Y dijo a los israelitas: "Mañana, cuando vuestros hijos pregunten a sus padres, qué significan estas piedras, (21) les diréis: 'Israel pasó en seco por este Jordán (22)”

Los comentadores judíos dicen que se levantaron tres series de piedras: una en el medio del río Jordán (Jos. 4: 9), otra en Gilgal (Jos. 4: 20), y la tercera en el monte Ebal (Deut. 27: 4). Otros piensan que se levantaron un total de doce columnas, como cuando Moisés ratificó el pacto entre Jehová e Israel (Exo. 24: 4).  No se dice nada en cuanto al tamaño de las piedras, ni al número de ellas.  Sólo se sabe que en ellas había lugar como para escribir los Diez Mandamientos y las leyes dadas mediante Moisés.

                Elena de White, escribió: “Las generaciones venideras no debían carecer de testimonio con referencia a este gran milagro.  Mientras los sacerdotes que llevaban el arca estaban aún en medio del Jordán, doce hombres escogidos con anticipación, uno de cada tribu, se encargaron de tomar cada uno una piedra del cauce del río donde estaban los sacerdotes, y las llevaron a la orilla occidental.  Estas piedras habían de acomodarse en forma de monumento en el primer sitio donde acampara Israel después de cruzar el río.  El pueblo recibió la orden de repetir a sus hijos y a los hijos de sus hijos la historia del libramiento que Dios había obrado en su favor, como dijo Josué: Para que todos los pueblos de la tierra conozcan la mano de Jehová, que es fuerte; para que temáis a Jehová vuestro Dios todos los días.” (Patriarcas y profetas)

                Gilgal había sido el sitio donde Israel había acampado por primera vez en la tierra prometida. 

  1. Allí fue donde Josué, por indicación divina, erigió la columna de doce piedras para conmemorar el cruce milagroso del Jordán. 
  2. Allí se había reanudado la práctica de la circuncisión. 
  3. Allí se había celebrado la primera pascua después del pecado de Cades y la peregrinación en el desierto.
  4. Allí cesó el suministro del maná. 
  5. Allí el Capitán de la hueste de Jehová se había revelado como comandante en jefe de los ejércitos de Israel.  De ese sitio habían salido para conquistar a Jericó y a Hai. 
  6. Allí Acán recibió el castigo de su pecado, y se hizo con los gabaonitas aquel tratado que castigó la negligencia de Israel en cuanto a pedir consejo a Dios.  En esa llanura, vinculada con tantos recuerdos conmovedores, estaban Samuel y Saúl; y cuando los gritos de bienvenida al rey se hubieron acallado, el anciano profeta pronunció sus palabras de despedida como gobernante de la nación.

                Leamos 1 Reyes 18.30-31 “Entonces Elías dijo al pueblo: "Acercaos a mí". Y todo el pueblo se llegó a él. Y él reparó el altar del Eterno que estaba arruinado (30) Elías tomó doce piedras, una por cada tribu de Jacob, a quien el Eterno había dicho: Israel será tu nombre (31) Con las piedras edificó un altar en el Nombre del Eterno. Después hizo una zanja alrededor del altar, que diera cabida a dos medidas de grano (20 lts) (32)”

Desde la muerte de Jeroboam hasta el momento en que Elías compareció ante Acab, el pueblo de Israel sufrió una constante decadencia espiritual. Gobernada la nación por hombres que no temían a Jehová y que alentaban extrañas formas de culto, la mayor parte de ese pueblo fue olvidando rápidamente su deber de servir al Dios vivo, y adoptó muchas de las prácticas idólatras.

En tiempos anteriores se había adorado al Dios del cielo en ese altar, pero éste había quedado en desuso durante mucho tiempo.

¿Cuál fue el primer mensaje que Elías quiso dar a su pueblo? ¿Qué fue lo primero que Elías ordenó antes de invocar la presencia de Dios? La Biblia nos indica con reverencia Elías reunió las piedras esparcidas y levantó el altar de Jehová.

¡Hoy en día hay muchos hogares en los cuales el altar de Dios ha sido derribad! ¡Es tiempo de que se haga una obra similar a la que se hizo en el monte Carmelo!

Comentario Adventista, tomo 2, “Al anochecer, los hijos de Dios reverentemente deberían reunirse ante el altar familiar para pasar unos momentos de tranquila devoción”

Por la mañana, otra vez deberían reunirse las familias para orar.

El altar de la oración y de la devoción debería ser conservado siempre en buen estado.

Elena de White, escribió: “En la reconstrucción del viejo altar, Elías reveló su respeto por el pacto que el Señor había hecho con Israel cuando cruzó el Jordán para entrar en la tierra prometida.  Escogiendo Elías doce piedras, conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob… edificó con las piedras un altar en el nombre de Jehová” (Profetas y Reyes)

 

 

CONCLUSION

Elena de White escribió: “Cada familia debiera erigir su altar de oración, comprendiendo que el temor de Jehová es el principio de la sabiduría.  Si hay quienes en el mundo necesitan la fortaleza y el ánimo que da la religión, son los responsables de la educación y de la preparación de los niños.  Ellos no pueden hacer su obra de una manera aceptable a Dios mientras su ejemplo diario enseñe a los que los miran en procura de dirección, que ellos pueden vivir sin Dios.  Si educan a sus hijos para que vivan solamente esta vida, no harán preparativos para la eternidad.  Morirán como han vivido, sin Dios, y los padres serán llamados a responder por la pérdida de sus almas.  Padres y madres, necesitáis buscar a Dios por la mañana y por la noche, en el altar de la familia, para que podáis aprender a enseñar a vuestros hijos sabia, tierna y amorosamente” (Review and Herald, 27-6-1899).

 

 

LLAMADO

                ¿Tienes levantado el altar a Dios en su hogar? ¿Esta su familia acudiendo día a día a ese altar en su hogar? ¿Habrá que levantar piedra por piedra nuevamente el altar de Dios en su hogar? Sea cual sea su respuesta ¿Quiere re-levantar el altar de la oración y del culto a Dios en su hogar?

 

 

 

PR JOSÉ LUIS OJEDA CERECEDA

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Usar puntuación: / 46
MaloBueno